3/11/10

Tienen que pretender ser cristianos

Hace poco, uno de los autores del popular libro Freakonomics recibió un email muy interesante de una familia agnóstica que vive en el sur de los Estados Unidos, donde reinan los fundamentalistas religiosos.

Les traduzco la carta:
Somos agnósticos viviendo en el corazón de Texas y nuestra familia finge su cristianismo por razones sociales. No es en realidad por mi marido o por mi si no por nuestros pequeños hijos. Encontramos por experiencia que si decimos la verdad sobre no atender a la iglesia, las citas para jugar se acaban. Por lo tanto, comenzamos a fingir nuestra religiosidad.
Aparenta ser ridículo, pero es algo muy serio acá abajo. No vamos a la iglesia o no le enseñamos a nuestros hijos cual creencia es "mejor" que otra. Los exponemos a todo tipo de creencia y confiamos que algún día estos se asentaran en su propia espiritualidad. Sin embargo, por el bienestar de nuestras amistades y vecinos, pretendemos ser Cristianos. Intentamos no mentir, prefiriendo no proveer mucha información. A medida que los niños crecen, es difícil para ellos y es inminente que nos descubran.
No somos los únicos. Hemos encontrado que hay muchos mas "mentirosos" como nosotros. Me encantaría si pudieras estudiar este fenómeno en tu libro futuro.
No me sorprende la situación de esta familia. Como mencioné en mi escrito de ayer, la religión crea barreras que nos separan y nos clasifican en "ellos" y "nosotros". Una vez una familia fundamentalista Cristiana descubre que sus amigos son "ellos" y no parte de "nosotros", se destruye esta amistad. El ser humano es un ser social y el miedo a ser juzgado afecta nuestro comportamiento grandemente. En el ámbito religioso, la presión cultural y social es muy fuerte y se tiene que estar considerando si tus acciones están siendo observadas y si tus compañeros de la iglesia te van a juzgar de mala forma, eliminandote de su lista de amigos. Estas presiones son una de la razón principal por la cual los homosexuales se ven forzados a esconder su realidad, por miedo a ser rechazados.

Consideren el siguiente estudio, que se llevó a cabo en 30 iglesias holandesas. En estas, tradicionalmente, la colección se llevaba a cabo en bolsas cerradas que se pasaban de persona en persona. El investigador, Adriaan R. Soetevent, cambió las cosas y al azar, intercambió las bolsas cerradas por canastas abiertas de colección por un periodo de varios meses.

El propósito del experimento era ver si este cambio afectaba la cantidad de dinero que las personas daban a la iglesia. La hipótesis era que las canastas abiertas permite a las personas sentadas al lado tuyo ver cuanto dinero estas dando y esto pone presión en las personas a donar más por miedo a ser juzgadas y criticadas. Además, te permite a ti ver cuanto puso tu vecino, y puede influenciarte a poner más por las mismas razones.

El resultado no es sorprendente. Las canastas abiertas hicieron que las personas donaran más dinero y menos monedas de denominación pequeña, comparado con los días que se usaban bolsas cerradas. Interesantemente, este efecto disminuía con el tiempo y a medida que las personas se acostumbraban a las canastas.

Fuente: Freakonomics

8 comments:

Harry M. said...

Esceptico, a mi me pasa todo el tiempo y creo que se debe mayormente a la primera impresion que podran tener de uno al uno expresarlo. Porque yo he logrado, a los que si lo saben, explicarlo y han entendido que eso no debe interponerse en nuestra relacion sea familiar o de amistad... Pero no todo el tiempo es facil
--------------------
En un aparte quisiera que en los temas que le proponen los lectores, hable sobre la explicacion a la "Regresion parapsicologica" en uno de sus proximas entradas
-------------------
Revisa este link sobre los hombres mas fieles segun un mayor coeficiente itelectual y/o que no creen en Dios

http://www.elnuevodia.com/loshombresinteligentessonmasfieles-683850.html

Esceptico said...

Gracias por el link Harry, lei al respecto cuando escribí sobre el ateismo y la inteligencia.

Voy a investigar sobre "regresión parapsicológica" a ver que puedo aportar.

Filoctetas said...

Me he quedado anonadado de que la gente tenga que mentir sobre sus creencias a riesgo de quedar excluidos. Afortunadamente en España cada vez somos más los que desconfiamos del cristianismo.

Esceptico said...

Dichoso tu Filoctetas que puedes vivir en esas condiciones. Europa en general es sumamente secular y la influencia religiosa es muy debil. Desafortunadamente en Puerto Rico, donde nací, y especialmente en Estados Unidos, la religión todavia tiene una fuerte influencia en el gobierno y las vidas de las personas. En Estados Unidos es especialmente dificil en el sur del país el cual es sumamente conservador.

A mi madre todavia se le hace dificil aceptar mi ateismo.

enogueraS said...

Es penoso ver, que existen "comunidades" que todavía tengan estos pensamientos cerrados...vivir en una mentira debe ser una situación bien difícil, pero no todo el mundo es así y menos en Estados Unidos que existen áreas bastante liberales....que se muden...uno no debe someterse antes el pensamiento de otros...que vivan su vida...Estados Unidos no es el "Land of the Free"?

Beato said...

pense te interesaria. haciendo mercado con el rapto. no puede ser peor que lo de los dinares...
http://www.businessweek.com/magazine/content/10_08/b4167070046047.htm?chan=rss_topStories_ssi_5

Anonymous said...

En mi opinión, este tema va más allá de las creencias religiosas de las personas. Soy cristiano y vivo en un estado de anticristianismo total. Yo también tengo que criticar a la iglesia y a mi fe si quiero estar en la 'onda'. O tengo que callarme cuando todo el mundo se ríe de los 'seres inferiores' que creemos en algo. Esto es sólo un ejemplo para demostrar que la libertad de religión va más allá del ser o no ser cristiano, depende de la concepción o 'moda' (por llamarlo de una forma) en la que esté situada la sociedad. Gracias a dios, no todos son así, también existen blogs como este donde se critíca de forma racional y estructurada el fanatismo religioso, sea de la fe que sea. (y lo reconozco, en muchos casos se han cometido y se cometen atrocidades en nombre de mi fe, pero, el que usen mi fe como excusa, no quiere decir que sea igual que ellos)

Esceptico said...

Querido anónimo,
Estoy al tanto que no todo los cristianos son iguales. Al igual que tú, existen otros que visitan mi blog y son capaces de analizarlo y leerlo con una mente abierta, pero tenemos que admitir que son la minoria.

Gracias por tu visita y espero que continues aportando a menudo a las conversaciones.