4/6/09

Ya empezaron a inventarse los milagros

Ya me estaba raro que se hubieran tardado tanto. Ya los católicos están buscando por agua y aire donde achacarle milagros al Papa Juan Pablo II.

Vamos a analizar estos supuestos milagros:

El cardenal Dziwisz contó el caso, ocurrido recientemente, según aseguró, de un niño polaco de nueve años, de la ciudad de Gdank, inmovilizado en una silla de ruedas debido a un tumor al riñón, llevado por sus padres ante la tumba del Papa Wojtyla.

Tras rezar ante la tumba de Juan Pablo II, que se encuentra en las Grutas Vaticanas, el niño y sus padres salieron de la basílica y ya en el exterior el niño dijo a sus progenitores, según aseguró el cardenal, que quería caminar.

“Quiero caminar, dijo el niño, que se levantó de la silla y comenzó a andar”, afirmó el purpurado.

Observen que en ningún lado se menciona que el niño estaba paralizado por completo. Es totalmente posible que este estuviera en la silla porque el intentar caminar le causaba dolor, lo cual es lo más probable, pues un tumor en el riñon no causa parálisis. En ningún lado tampoco mencionan si el riñon del niño desapareció, o si este fue analizado por un médico despues de visitar la tumba. Tampoco se menciona si el niño continuó caminando y llegó así a su casa o si volvió a la silla de ruedas despues de dar varios pasos. Es mucho más posible que el niño, en su excitación, su cuerpo generó la adrenalina suficiente para sobreponer o dismnuir el dolor que le provocaba el riñon, y por ende caminar temporeramente.

Este caso se une al conocido también en esta jornada referente a un supuesto milagro por intercesión de Juan Pablo II en la persona de un hombre de Estados Unidos, Jory Aebly, de 26 años, natural de Cleveland.

El joven resultó herido en la cabeza “de manera letal”, según contó un medio estadounidense, pero se recuperó de manera inexplicable tras recibir un rosario de Juan Pablo II.


Lo que la noticia no comenta es que al amigo de Jory Aebly, a quien también le dispararon, murió de sus heridas. Apuesto lo que sea a que Aebly estaba en el hospital, recibiendo tratamiento para sus heridas y recibiendo medicamentos. Es totalmente imposible por ende, saber si fue el rosario lo que lo curó, o el esfuerzo de todos los médicos, enfermeras y profesionales que estuvieron trabajando horas para salvarle la vida. Siempre Dios se lleva el reconocimiento y el trabajo humano pasa por desapercibido. ¿Y porque no estan curando a cientos de personas en el hospital con este rosario mágico?

Y el más absurdo de todos:

Entre los muchos supuestos milagros que se le adjudican, la Congregación para la Causa de los Santos indaga el caso de una monja francesa que padecía Parkinson, la enfermedad del Papa Wojtyla, y que curó de manera inexplicable el día que falleció Juan Pablo II, el 2 de abril de 2005.

Da la casualidad que una monja supuestamente se "curó" en el mismo dia que murió el Papa y ¿se supone que haya una relación directa entre estos dos sucesos? Si es tan sencillo, porque no también lo hacemos responsable por los siguientes sucesos que ocurrieron ese mismo dia: la muerte 6 personas en Indonesia tras estrellarse un helicoptero, una bomba que estalló en Líbano, el hecho que Gmail aumentó su cacidad a 2 Gb, la muerte de 30 personas en Brasil, o un ataque iraquí a Abu Ghraib.

Fuente: endi.com

6 comments:

Prometeo said...

Hace sentido. A veces con los milagros pasa que las personas ven y sienten lo que quieren. El deseo los lleva a creer que esán sanos y a veces por algún tiempo se ven bien. Recuerdo el caso de una amiga que iba a la iglesia donde asistía hace años atrás. Se le encontró que tenía SIDA. Pero ella decía que iba a ser sanada e incluso llegó a decir que fue sana por un tiempo. No se volvió a hacer pruebas y decía que estaba bien. Todos veíamos como iba desmejorando hasta que finalmente cayó en cama. La visité la noche antes de que muriera y oré por ella. Murió con SIDA.

Adelante y éxito.

Esceptico said...

No se si te guste mi comentario, Prometeo, pero tengo que decirlo. Tu ejemplo es un claro y vivo ejemplo del mal que causa la religión. El SIDA es una enfermedad horrible y aunque no tiene cura, es totalmente tratable. Tengo amigos con SIDA y viven una vida normal y activa por el tratamiento y los medicamentos que reciben.

En el caso de tu amiga, la religión es responsable de su muerte, pues si esta hubiera continuado su tratamiento, en vez de poner su vida en las manos de Dios, estaria hoy viva y saludable.

Disculpa mi sinceridad, la muerte de un amigo no es facil, pero no se puede tapar el cielo con la mano.

César said...

Voy a parafrasear algo que dice Carl Sagan en su libro "The Demon Haunted World" cuando habla de "milagros":

Todos estos supuestos milagros pueden ser explicados sin tener que recurrir a una explicación sobrenatural. Si quieren hablarme de milagros, me llaman cuando alguien pierda una mano y la mano se regenere espontáneamente después de ponerle un rosario del papa en el cuello. *Eso* sería un milagro.

Esceptico said...

Ese es mi argumento preferido y nunca lo han podido contestar.

eclesiastes said...

De una mano no se, pero hay un caso de un señor al que se le amputó una pierna; y la Virgen del Pilar se la devolvió.
Hay un acta notarial de 1640 que lo demuestra, y se realizó un proceso canonico oficial que certificó el milagro.
Es un hecho comprobado por la autoridad civil y religiosa.

Lo curioso del caso es que la Santisima Virgen le devolvió la pierna, no como estaba antes del accidente, sino como estaba despues. Osea, dañada y con sus cicatrices.

Un dato notable es que, despues de su amputación, se ganaba la vida como mendigo cojo.
El tipo se llamaba Miguel Angel Pellicer; una reconstrucción de los hechos la publicó Emili Ricou.

Esceptico said...

Vean lo crédulos que son los religiosos. Una historia de hace 400 años, cuando la humanidad todavia creia que los espíritus y los demonios eran la razón por la cual la gente se enfermaba y la rama de la medcina ni existia cuenta como prueba absoluta de un milagro.