5/13/09

Dios se lleva el crédito otra vez, sin merecerlo

Hoy el diario El Nuevo Dia de Puerto Rico ha publicado una noticia que me dejó atónito.

La cantante puertorriqueña Dagmar se ha sanado de un cancer en la lengua después de un arduo y largo tratamiento. Nos explica la cantante:

Lució victoriosa, feliz, tras ganarle la batalla al cáncer en la raíz de la garganta. Salvo su pelo muy corto, debido a las 40 terapias de radiación a las que se sometió de noviembre a marzo, en la presentadora no quedan rastros de haber pasado por una enfermedad tan devastadora.

Pero como es de esperarse, a quien se le dá crédito por su sanación es a Dios, pues la cantante dice que ahora quiere grabar un disco de alabanzas a Dios por sanarla de cáncer.

Dios siempre robandole el crédito a quien de verdad lo merece. A quien debe grabar el disco y dedicarselo es a la medicina y a la ciencia. Aquí los que se fajaron trabajando son los médicos que tienen el conocimiento y la educación para darle los tratamientos de quimoterapia y los medicamentos para combatir el cancer y a los científicos que trabajan en anonimato descubriendo nuevas formas de combatir esta horrible enfermedad. Si fuera Dios, ella solo tenia que quedarse encerrada en su casa orando y se sanaba asi, sin ayuda. Pero todos sabemos que esto no sucede.

Pero el desfile de lo absurdo no termina aqui. Lean lo que dijo la cantante:

“Mira dónde me dio el cáncer, en la lengua, para callarme, pero no pudo. Creo que lo que Dios quiso que aprendiera es cómo se siente una persona cuando le dicen que le van a quitar el 80% de su hígado, que tiene un tumor benigno en la espina dorsal, que tienen que removerte el útero porque tienes un fibroma que se puede convertir en algo peor y cuando te dicen que tienes cáncer, y ya aprendí”.

En la lógica religiosa, el sufrimiento, el dolor y el estar en el lecho de la muerte conlleva una lección de amor por parte de Dios. Estoy llegando a pensar que los religiosos sufren del síndrome de la mujer maltratada, pues Dios demuestra su amor solo cuando te brinda sufrimiento. Pero claro está, ¡el lo hace para enseñarte una lección! Solo los religiosos aceptan una lógica tan absurda. Con amores como ese, quien necesita enemigos.

Que me expliquen cual es la lección cuando cada 5 segundos muere un niño inocente de hambre.

4 comments:

Hector said...

Que vas a esperar si el emblema es un artefacto de tortura. El sufrimiento es parte de esa ideología. (O_o)

Le felicito que ella ha sido curada, pero es gracias a los científicos que han sacrificado años de sus vidas, investigando formas nuevas de curar enfermedades.
Estoy ansioso que el tratamiento basado en células madres sea mainstream.
Los doctores se fastidian estudiando muchos años para conseguir sus MDs y aparentemente la gente no toma eso en consideración.
Que eliminen a los doctores y veremos cuantos meses duraran.

Prometeo said...

Creo que voy a tener que suscribirme en parte a lo que dices sobre si hubiese sido Dios porqué no se quedó encerrada sin tomar tratamiento. Es como una persona que en la iglesia dijo un día que tenía dolor de abeza y oró por la pastilla que se tomó.

Adelante y éxito.

Escéptico said...

JA! Fantastica lógica! Me encanta. Gracias por compartirla Prometeo.

jay_jay26 said...

Acaso no pudo haber gente que haya orado para que los doctores hagan bien su trabajo? Por que hay que ver todo en blanco y negro? Si ella agradece a Dios, es porque ella queria que Dios la ayudara a salir bien, y no porque ella creia que sin ningun tratamiento ni nada, Dios la iba a salvar asi porque asi. Los milagros no ocurren por arte de magia, sino por la fe que se tiene, no solo a Dios, sino en la labor que los que estos doctores llevaron a cabo. Esto de la fe, y las buenas obras no es tan facil como muchas religiones lo hacen ver. Mas que fe, se necesita hacer bien, dar amor, y querer ser ayudado por Dios. Si Dagmar siente que Dios le dio fuerzas, pues bien!
Dios es una fuerza sobrenatural que nos ayuda cuando mas lo necesitamos (no necesariamente cuando lo queremos), y no un genio con deseos ilimitados que hace todo por arte de magia.